Segunda parte del post sobre radón

Cómo detectar el gas Radón:

Las mediciones de gas Radón se encuentran estandarizadas por los organismos de control europeos y con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y se sigue el mismo protocolo para medir los lugares de trabajo que para las viviendas. Cualquier medición debe estar hecha por una persona experta que sepa interpretar los datos y manejar el instrumental. Además de la duración de la medición, deben tenerse en cuenta los factores ambientales y estacionales que pudieran dar valores alejados de la media.

Existen tres tipos de medidas, las medidas instantáneas, rápidas de bajo coste y poco precisas, las medidas de lectura continua que requieren de una evaluación constante y de largos periodos de tiempo y las medidas integrales que miden concentraciones promedio en períodos largos y que las hacen las más adecuadas para la inspección.

Figura 1.6 Diferentes aparatos presentes en el mercado para medir Radón

Escribir comentario (0 Comentarios)

Electricidad sucia, un factor de contaminación poco conocido

Dentro del mundo del electroclima, tenemos el factor de la electricidad sucia al que seguramente no se le ha dado toda la importancia que debería tener. Los que lo han estudiado viendo sus efectos en la salud, opinan que debería investigarse mucho más a fondo. Entre ellos tenemos al Doctor epidemiólogo Sammuel Milham, autor de “Dirty Electricity”, la doctora Magda Havas, el experto en mediciones e ingeniero Michael Schwaebe y otros.

 

 ¿Qué es?

La corriente eléctrica tiene una frecuencia determinada para cada territorio, por ejemplo en Europa es 50 Hz y en EEUU son 60 Hz. La gráfica que se obtiene mediante un osciloscopio de la onda de la corriente eléctrica muestra una típica forma sinusoidal repetitiva a la frecuencia mencionada (línea azul en la figura 1). Muy a menudo, esta onda sinusoidal uniforme se puede ver distorsionada por diferentes factores afectando a su uniformidad y su frecuencia (línea rosa en la figura 1).

 

Figura 1

 

Escribir comentario (0 Comentarios)

En febrero del 2018 entró en vigor la aplicación de la normativa europea 2013/59/EURATOM, en la que se establecen normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes en especial al gas Radón. En nuestro país todavía no se han establecido las medidas correctoras necesarias para minimizar el impacto en la salud de este gas letal.

En este post dividido en dos partes, se hablará de las características físicas del gas, factores que favorecen su aparición en los interiores, sus efectos sobre la salud, las concentraciones admisibles, técnicas de medición, prevención y saneamiento.

 

Qué es el gas Radón

El gas Radón es y ha sido un contaminante interior silencioso y muy peligroso, que emite radiación ionizante y emana desde las rocas graníticas hacia los interiores habitados. En 1869, Henri Becquerel descubrió que el Uranio emitía radiaciones ionizantes y desde entonces los efectos de éstas sobre la salud se han ido conociendo poco a poco. Es un tipo de energía liberada en la desintegración atómica en forma de ondas electromagnéticas muy energéticas y de altísima frecuencia (rayos gamma o rayos X) o partículas (partículas alfa y beta o neutrones). Este fenómeno es conocido como radiactividad. Los elementos inestables que se desintegran y emiten radiación ionizante se denominan radionucleótidos.

Figura 1.1 Molécula de radón

radon1

Fuente: http://keithcom.com/atoms/index.php

El radón es un gas noble y radioactivo, procedente de la desintegración del Ra226, emana por toda la superficie terrestre y se filtra por pequeñas grietas en la solera o muros del terreno (M2.2.4). Es incoloro, inodoro, insípido e invisible. Es muy volátil, más pesado que el aire y soluble en agua.

Escribir comentario (0 Comentarios)

Introducción

En este articulo se mostrarán algunos trucos para reducir la contaminación del router WiFi domestico: no se pretende detallar los riesgo biológicos de la exposición a las ondas electromagnéticas, ya que en la red hay mucha información sobre el tema1. Aquí se intentará proveer unos instrumentos para reducir la contaminación cuando las recomendaciones primarias de uso de la tecnología inalámbrica por parte de la Baubiologie no se pueden aplicar.

Según el consenso entre especialistas de Baubiologie, la opción mejor siempre es no tener router inalámbrico o dejarlo apagado y emplear en su lugar conexiones con cable Ethernet (LAN).

Si esto no es posible y es necesaria una conexión inalámbrica, entonces se recomienda encender el WLAN sólo cuando se emplea, y apagarlo otra vez al terminar. La conexión inalámbrica se puede apagar sin cortar la red LAN en los aparatos enchufados por cable: en casi todos los routers modems, hay un botón de apagado/encendido de la antena WLAN (Fig. 1).

 

Fig. 1: Interruptor de apagado/encendido del WLANFig. 1: Interruptor de apagado/encendido del WLAN

 

Si el botón no está, en este articulo se aprenderá en apagarlo a través de la web interface.

Por ultimo, si tampoco es una opción el encendido/apagado selectivo manual del WLAN, los especialistas recomiendan al menos apagarlo en las horas de sueño: operación que se puede llevar a cabo manualmente, o a través de un reloj de enchufe (Fig. 2) o gracias a unos ajustes de la web interface que se mostraran mas adelante.

Escribir comentario (0 Comentarios)

No siempre los y las especialistas en Mediciones de Bioconstrucción trabajamos en el interior de los edificios; en ocasiones también se nos requiere para evaluar las condiciones de un lugar donde se prevé levantar una construcción que albergue un hábitat humano permanente: la vivienda.

La nueva vivienda acogerá a unas personas que con el paso de los años irán estableciendo, quizás inconscientemente, un profundo vínculo con el lugar, el sitio donde se edificó su hogar. Vínculo con una clara repercusión sobre el bienestar y salud de sus habitantes a medio y largo plazo, determinada en gran parte por los factores de riesgo físicos ya existentes antes de construir.

En ninguno de los demás aspectos relacionados con la salud y el hábitat y que se estudian en bioconstrucción desde la perspectiva holística existen tantos puntos de partida para los métodos de investigación como en la geobiología. Posiblemente esto se deba a razones históricas, pues mucho antes de que se dispusiera de métodos de medición científicos y objetivos, es decir, físicos, el ser humano estableció una relación entre el entorno inmediato de su hábitat y la enfermedad.

En este artículo expondremos una experiencia concreta de medición de estos factores de riesgo físicos en una parcela.

Pero comencemos por el principio…

Radiaciones naturales o Geobiología

Desde tiempos inmemoriales los seres vivos han buscado determinados lugares para descansar.

Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 1 de 10

 

Archivos

Por autor

Por etiquetas

Boletín de suscripción

Si quieres estar al día de lo que publicamos, Introduce tu email para recibir noticias y nuevos artículos del blog

Please enable the javascript to submit this form

Links

PECCEM

LogoIEB

LogoEQSDS

Iniciar sesión (sólo miembros de Bihho)