No siempre los y las especialistas en Mediciones de Bioconstrucción trabajamos en el interior de los edificios; en ocasiones también se nos requiere para evaluar las condiciones de un lugar donde se prevé levantar una construcción que albergue un hábitat humano permanente: la vivienda.

La nueva vivienda acogerá a unas personas que con el paso de los años irán estableciendo, quizás inconscientemente, un profundo vínculo con el lugar, el sitio donde se edificó su hogar. Vínculo con una clara repercusión sobre el bienestar y salud de sus habitantes a medio y largo plazo, determinada en gran parte por los factores de riesgo físicos ya existentes antes de construir.

En ninguno de los demás aspectos relacionados con la salud y el hábitat y que se estudian en bioconstrucción desde la perspectiva holística existen tantos puntos de partida para los métodos de investigación como en la geobiología. Posiblemente esto se deba a razones históricas, pues mucho antes de que se dispusiera de métodos de medición científicos y objetivos, es decir, físicos, el ser humano estableció una relación entre el entorno inmediato de su hábitat y la enfermedad.

En este artículo expondremos una experiencia concreta de medición de estos factores de riesgo físicos en una parcela.

Pero comencemos por el principio…

Radiaciones naturales o Geobiología

Desde tiempos inmemoriales los seres vivos han buscado determinados lugares para descansar.

Escribir comentario (0 Comentarios)

En el anterior post CONSEJOS PARA UNA LIMPIEZA SALUDABLE compartimos algunas claves para limpiar con salud.

Esta vez, y gracias a las compañeras del colectivo burgalés para la autogestión de la salud, he tenido la oportunidad de participar en RADIO ONDA EXPANSIVA con esta entrevista, donde quiero difundir una manera de limpiar con alegría y salud, desde el ecologismo y el feminismo. En palabras de un colega:  "como no puede ser de otra forma".

Espero que disfrutéis de la entrevista, pero sobre todo de la limpieza.

grupo autogestión de la salud

Salud y alegría

Silvia de Santos García

Miembro de grupo Bihho: Mediciones de Radiaciones, Tóxicos y Contaminación Microbiológica en el Hábitat.

Más info en:

Escribir comentario (0 Comentarios)

Con motivo de las Jornadas de formación sobre tóxicos contaminantes hormonales celebradas en Estella – Lizarra, a las que asistí como ponente, he tenido la posibilidad de profundizar sobre las implicaciones que la limpieza en espacios interiores tiene sobre nuestra salud y el medio ambiente.

En anteriores post expusimos el problema de los contaminantes hormonales y sus peculiares características, efectos y funcionamiento, su presencia en materiales de construcción y equipamiento comunes en la mayoría de los hogares, así como lasalternativas que nos ofrece la Bioconstrucción.

Ahora le toca el turno a la limpieza, que deberíamos realizar con productos no contaminantes y de manera que afecte lo menos posible a nuestro entorno.

¿Con qué limpiamos?

Muchas veces nos encontramos estos pictogramas en las etiquetas de los productos de limpieza (eso si están bien etiquetados).

Escribir comentario (0 Comentarios)

En el post anterior llamado “Luz y salud” hablamos de como la luz puede tener influencia en nuestra salud. Siguiendo con el post anterior y tomando el gran tema de la luz artificial en los interiores, ahora presentamos unas mediciones comparativas de diferentes lámparas. En este caso se han tomado cinco lámparas de las cuales una es incandescente, dos halógenas, una led de filamentos y una de bajo consumo.

  1. DESCRIPCIÓN DE LA MEDICIÓN

Mediciones realizadas según las indicaciones de la Norma Técnica de Medición en Baubiologie SBM-2015, concretamente del punto A9. Para conocer el comportamiento comparativo de las diferentes lámparas se han medido en cada una de ellas los siguientes parámetros:

A1          CAMPOS ELÉCTRICOS ALTERNOS (CEA) (V/m)

Aparato utilizado: NFA-1000 de Gigahertz

Sistema de medición escogido: referenciado al potencial

Descripción de la medición: se ha colocado el aparato a 30 cm de la lámpara y se ha han tomado los valores para diferentes rangos de frecuencia.

Escribir comentario (0 Comentarios)

En anteriores post, publicados en febrero y abril, expusimos el problema de los contaminantes hormonales y sus peculiares características, efectos y funcionamiento, así como su presencia en materiales de construcción y equipamiento comunes en la mayoría de los hogares.

Vivimos y convivimos con estas sustancias tóxicas en nuestro entorno, permaneciendo horas en su compañía y contacto. No es de extrañar que sus efectos sean cada vez más visibles en la salud pública de la población; problemas de fertilidad y fecundidad, adelanto de la pubertad, desórdenes del desarrollo neurocognitivo, cáncer, diabetes y obesidad, etc.

Sin embargo, es posible reducir e incluso evitar la presencia de los contaminantes hormonales en nuestro hábitat; es cuestión de cuidar los materiales de acabado interior y de equipamiento que existen en nuestros hogares y puestos de trabajo. Podemos dar un gran paso en favor de nuestra salud si no metemos al enemigo en casa; puede costar un esfuerzo el cambio de hábitos, pero es algo posible y numerosos ejemplos lo atestiguan.

Las alternativas que nos ofrece la Bioconstrucción son esenciales en esta tarea; en ello profundizamos a continuación.

Escribir comentario (0 Comentarios)

Página 1 de 9